Una taza de té

FacebookTwitterPinterest

Escribí hace poco una entrada sobre la tradición inglesa del té de las cinco. Y mientras investigaba sobre ello, leí sobre el origen del té.

Se dice que su descubrimiento fue una maravillosa coincidencia. Cuenta la leyenda que en el año 2.737 A.C., el emperador chino Shen Nung ordenó que toda el agua destinada al consumo humano fuera hervida por motivos de higiene. Un día que sus criados se encontraban hirviendo agua, las hojas de un árbol cercano cayeron en la olla, y su olor hizo que el emperador quisiera probarlo. Le gustó tanto que mandó plantar el árbol, que resultó ser … ¡té silvestre! 😊

Parece que llegó a Europa de la mano de portugueses y holandeses, y de ahí se difundió al resto del mundo. Y aunque originalmente procede del sur y sudeste de Asia, actualmente se cultiva en todo el mundo.

Existen distintos tipos de té. Aunque provienen de las hojas y yemas de la misma planta, la Camellia Sinensis, depende de cómo se recolecten y el tratamiento que se les dé durante la fabricación.

Los más comunes son el verde, el rojo, el blanco, el negro, y el azul u oolong, además de las múltiples variedades existentes en cada categoría.

Tienen diferentes propiedades, y su sabor fresco y ligeramente amargo cuenta con millones de fieles consumidores, cada cual con su preferencia.

Y qué mejor que poner un bonito mantel, y preparar una buena merienda para disfrutar de una buena taza de té! ;P Aquí os dejo la receta de unos scones ingleses, para acompañar esa tacita de té

 

Ingredientes (para 30 unidades aprox.)

  • 500 gramos de harina de repostería
  • 2 sobres de levadura total
  • una pizca de sal
  • 80 gramos de azúcar
  • 150 gramos de mantequilla fría en cuadraditos
  • 250 gramos de leche fría

Receta

Precalentar el horno a 200°C.

Poner todos los ingredientes menos la leche en un bol, y trabajar con las manos hasta conseguir una textura similar a unas migas. Añadir la leche, y formar una masa sin trabajarla ni amasar.

Volcarla sobre una mesa enharinada, y extender con el rodillo dándole un centímetro de grosor.

Con la ayuda de un corta pastas ir formando redondeles, y colocarlos en una bandeja cubierta con papel de hornear.

Hornear a 200°C durante 12-15 minutos. Sacar, y servir templados con mantequilla y mermelada

Espero que os guste, ¡y que os animéis a hacerla!

¡Disfrutad de la semana, y hasta la próxima entrada!

Ana, de A de Lola

Nuestro servicio


Productos exclusivos

Entregas cuidadas

Devolución hasta 14 días

Pago seguro

Envío seguro

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Si continúas navegando aceptas las condiciones de uso de la web que puedes consultar en el pie de página.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Carrito Item Removed. Deshacer
  • No hay productos en el carrito.